Cuánto duró la independencia de México

Durante once años se desarrolló el proceso político y social que se conoce como la Independencia de México. Se inicia el 16 de septiembre de 1810 y finaliza el 27 de septiembre 1821.

Liberarse del dominio español significó combatir contra un extenso virreinato que iba mucho más allá de las actuales fronteras de México. Fueron años de duras batallas, pueblos arrasados, pobreza, hambre y todas las adversidades que conlleva una guerra.

Pero fue, sobre todo, el escenario donde miles de hombre y mujeres realizaron su sueño de libertad y mostraron un inquebrantable heroísmo.

cuanto duro la independencia de mexico

Cómo se desarrolló la independencia de México

Después de casi tres siglos de dominio absoluto y de casi un total exterminio de la población nativa, el pueblo mexicano inició la lucha por alcanzar la independencia. Ese sueño no hubiera sido posible alcanzarlo, sin que un grupo de hombres de letras e intelectuales, fueran forjando las ideas y las acciones para lograr la libertad. Si deseas conocer más sobre la vida de estos hombres puedes visitar algunas de sus biografías haciendo clic en el siguiente enlace [Ver biografías].

Un antecedente de gran relevancia para que las colonias americanas emprendieran el camino de la independencia, fue la invasión de España por las tropas de Napoleón Bonaparte en 1808. Esa invasión, significó un gran descalabro para la corona española en su territorio y en sus posesiones de ultramar.

 

Período de 1810 a 1811

La grave crisis política en España a consecuencia de la invasión napoleónica, fue motivo para que un grupo de criollos en Ciudad México se alzaran en armas, pero fueron derrotados.

En 1809 se organizó una conjura en Valladolid que fue descubierta y no alcanzó sus objetivos. A pesar de esas derrotas, el 16 de septiembre de 1810 Miguel Hidalgo y Costilla, convocó a los ciudadanos de Dolores para rebelarse contra la corona española.

Ese llamado a la rebelión es el que ha pasado a la historia como el Grito de Dolores y ha sido consagrado como Día de la Independencia de México. Sin embargo, eso era solo el principio.

El Grito de Dolores había sido precedido por la conspiración de Querétaro, que fue descubierta y fue la razón, de que Miguel Hidalgo se pronunciara en el pueblo donde ejercía funciones eclesiásticas.

El movimiento armado avanzó y obtuvo varias victorias. Llegó a tomar la ciudad de Guanajuato, pero el 17 de enero de 1811 en la Batalla de Calderón, Hidalgo fue derrotado. Intentó huir junto con Ignacio Allende, pero fueron emboscados y luego ajusticiados.

 

Período de 1811 a 1815

Muertos los líderes Allende, Aldama e Hidalgo, asumen la dirección del movimiento insurgente José María Morelos e Ignacio López Rayón. Fueron los encargados de la organización de lo que sería la segunda etapa del proceso de independencia.

Morelos se caracterizó por el arraigado nacionalismo y por su capacidad para organizar con mejor disciplina el ejército a su cargo. Obtuvo victorias muy importantes junto con López Rayón.

Fue Morales el artífice del Congreso de Chilpancingo. Este fue el primer congreso de espíritu independiente y donde se leyó por primera vez el documento redactado por Pavón y Morelos, conocido como Sentimientos de la Nación. Este documento ya prefiguraba lo que sería la Constitución de México.

Tras obtener importantes victorias, Morelos fue capturado en 1815 y ejecutado el 22 de noviembre. López Rayón siguió los pasos de Morelos, pero fue apresado en 1817 y así permaneció hasta terminada la guerra.

 

Período de 1815 a 1821

La muerte de Morelos, trajo en consecuencia la falta de un liderazgo único y firme. López Rayón pretendió asumirlo sin éxito alguno, pese a sus excepcionales cualidades políticas y militares.

Las tropas insurgentes comenzaron a batallar cada una por su cuenta encabezadas por hombres que acompañaron a Morelos. Eso las hizo más fácil de derrotar porque en ellas eran frecuentes las improvisaciones.

Un año antes de estos acontecimientos, en 1814, el rey Fernando VII había vuelto al poder, pero con claras intenciones absolutistas. Razón suficiente para que se propiciara la unión entre los insurgentes, y los aristócratas criollos, con el propósito de alcanzar la independencia.

Dos hechos fueron decisivos para que al fin se consagrara la Independencia de México. Uno fue el nombramiento de un nuevo virrey, Juan Ruiz de Apodaca, que llevó a cabo una política de indulto. El otro fue la firma del Plan de las Tres Garantías o Plan de Iguala el 24 de febrero de 1821.

Deja un comentario